Hoy, 13 de julio, se conmemora el Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), una condición neuropsiquiátrica que afecta tanto a niños como a adultos.

En este día de concientización, la Secretaría de Salud del Valle resalta la importancia de estar atentos a las señales que pueden indicar la presencia de este trastorno, con el objetivo de detectarlo tempranamente y proporcionar el apoyo necesario.

El TDAH es un trastorno neurobiológico que se caracteriza por dificultades persistentes en la atención, impulsividad e hiperactividad.

Estas características pueden manifestarse de diferentes formas y en distintos grados en cada individuo.

Si observa señales que sugieren la presencia de TDAH busque ayuda profesional, pues afecta la escolaridad y la vida social. Foto: Freepik

A menudo, el TDAH es malinterpretado como simple falta de disciplina o desinterés, lo que puede llevar a un diagnóstico tardío y a un impacto negativo en la calidad de vida de quienes lo padecen.

“Tiene un difícil diagnóstico, pero se caracteriza por la imposibilidad que tienen nuestros niños de seguir una tarea, de concentrarse en una actividad o de moverse permanentemente, dejar un juego y pasar a otro, y eso afecta su rendimiento escolar”, dijo María Cristina Lesmes, secretaria de Salud Departamental.

La conmemoración de este día recordamos la importancia de la educación, la sensibilización y la promoción de una mayor comprensión de esta condición.

Síntomas de TDAH

A menudo, el TDAH  se malinterpreta como simple falta de disciplina o desinterés, lo que puede llevar a un diagnóstico tardío. Foto: Freepik

Es fundamental conocer las señales que pueden indicar la presencia de TDAH en una persona.

Algunos de los síntomas comunes son:

  1. Dificultad para prestar atención: Las personas con TDAH pueden tener problemas para mantener la concentración en tareas o actividades, especialmente cuando requieren un esfuerzo mental sostenido. Pueden parecer distraídos, olvidadizos y tener dificultades para seguir instrucciones o completar tareas.
  2. Hiperactividad: Pueden tener un exceso de energía y una sensación constante de inquietud. Suelen moverse constantemente, tener dificultades para permanecer sentados o quedarse quietos cuando es necesario, y pueden hablar en exceso.
  3. Impulsividad: Las personas con este trastorno pueden tener dificultades para controlar sus impulsos y actuar sin pensar en las consecuencias. Pueden interrumpir a otros, tener dificultades para esperar su turno y tener comportamientos impulsivos o arriesgados.
  4. Problemas de organización y planificación: A menudo tienen dificultades para organizar tareas, establecer prioridades y seguir una rutina. Pueden tener problemas para administrar el tiempo y completar las tareas a tiempo.
  5. Baja tolerancia a la frustración: Pueden experimentar frustración e irritabilidad con facilidad. Pueden tener dificultades para manejar el estrés y las situaciones que requieren paciencia o perseverancia.

Es importante destacar que no todas las personas con TDAH presentan los mismos síntomas y su intensidad puede variar.

Además, estos síntomas pueden manifestarse de manera diferente según la edad.

Si sospechas que tú o alguien que conoces puede tener TDAH, es recomendable buscar la evaluación de un profesional de la salud capacitado, como un médico o psicólogo, quienes realizará una evaluación completa y brindar un diagnóstico.

Juntos, podemos crear un entorno inclusivo que brinde oportunidades equitativas a las personas con TDAH, permitiéndoles alcanzar su máximo potencial y mejorar su calidad de vida.

Lea también: Cómo saber si tiene problemas de salud mental