A sus 11 años de edad, Jerónimo Jaime ya se proyecta como un ilustrador en potencia y un emprendedor con un futuro prometedor.

Su historia de pasión por el arte y la creatividad comenzó a escribirse cuando tenía tan solo 5 años.

Recuerda que su primer dibujo fue la figura de Bendy, un personaje icónico de un videojuego de terror.

A medida que crecía su amor por los videojuegos, especialmente aquellos con temáticas de dibujos animados de terror, como Five Nights at Freddy’s, se hizo más evidente.

Y lo que comenzó como una fascinación por estos mundos digitales de terror se transformó en una chispa creativa que encendió su imaginación.

Jerónimo el niño emprendedor

Jerónimo haciendo lo que le apasiona: dibujar. Sueña con ser un gran ilustrador. Foto: Mirley Vernaza

Jerónimo decidió llevar sus personajes favoritos de los videojuegos a la vida real.

Ante la ausencia de juguetes de estos personajes en el mercado, decidió dibujarlos él mismo y luego recortarlos para jugar con ellos.

Al principio, seguía un canal de YouTube para inspirarse, pero con el tiempo, dejó de necesitarlo y permitió que su propia creatividad fluyera libremente.

Fue entonces cuando comenzó a crear personajes completamente originales, como “Crendy”, inspirado en sí mismo.

Jerónimo no solo dibuja, sino que también mantiene un diario en el que atesora cuidadosamente todas sus creaciones.

Sus colores iniciales favoritos para dibujar eran el negro y el blanco, pero con el tiempo, se enamoró de la versatilidad de los lápices y la emoción de colorear con plumones y marcadores.

El emprendedor de ponchos para la lluvia

Jerónimo, niño emprendedor

Jerónimo luciendo una de sus creaciones, cuando tenía ocho años. Foto: Instagram @03.jjaime

En el año 2020, en medio de la pandemia por el Covid 19 que sacudió al mundo, Jerónimo recibió el apoyo incondicional de su madre, Claudia Jaime, quien es diseñadora gráfica.

Juntos, lograron que sus dibujos trascendieran del papel y la pantalla para cobrar vida en forma de ponchos para la lluvia. Fue así como nació la marca ‘Creando Ando’.

Los ponchos de Creando Ando están diseñados para personas de todas las edades, desde bebés y niños pequeños hasta adolescentes y adultos.

La comercialización se realizaba principalmente a través de redes sociales, especialmente en Instagram, donde las personas quedan maravilladas por las creaciones únicas de Jerónimo.

Y lo que comenzó como una pequeña aventura de emprendimiento se convirtió en un éxito arrollador en poco tiempo.

Sin embargo, en este momento, la comercialización de sus ponchos está en pausa.

Esto debido a que como cada prenda lleva consigo creaciones exclusivas y personalizadas, por lo que lanzar otra colección demandaría un tiempo y esfuerzo que Jerónimo prefiere dedicar a sus estudios, ya que actualmente cursa el sexto grado de bachillerato.

No obstante, no se descarta la posibilidad de retomar su tienda en un futuro cercano.

Por su corta edad Jerónimo no tiene una certeza de si su destino será el de convertirse en un ilustrador profesional de series animadas o videojuegos, su gran sueño.

Sin embargo, lo que sí sabe con seguridad es que seguirá practicando y perfeccionando sus habilidades artísticas para mantener viva la pasión que lo llevó a crear personajes únicos y a incursionar como emprendedor.

A medida que el tiempo avanza, seguiremos atentos a su evolución, esperando ansiosamente ver cómo este joven talento se desarrolla y continúa inspirando a otros con su arte y su determinación.

Dale play y conoce su historia aquí:

¿Qué te pareció? déjanos saberlo en los comentarios, si te gustó comparte esta historia con otros   y si eres emprendedor y deseas compartir tu historia contáctanos.